Select the search type
  • Site
  • Web
Go
The health library is currently experiencing some technical difficulties. We are working to resolve the issues now and apologize for the inconvenience.

Dermatitis atópica

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es un trastorno crónico de la piel. Provoca sequedad, picazón y manchas escamosas. Con frecuencia aparecen en la cara y en la cabeza de los bebés. Es más común en los bebés y los niños muy pequeños. La mayoría presenta signos de esta afección durante el primer año de vida. Los síntomas pueden durar hasta que son adolescentes o incluso adultos, pero rara vez tiene su inicio en la adultez. No es contagiosa.

La dermatitis atópica suele ser hereditaria. Esto es indicio de que puede haber una conexión genética. También está asociada al asma y a las alergias, que son trastornos inmunitarios de hipersensibilidad.

El tratamiento de esta afección tiene como fin aliviar la inflamación en la piel, disminuir la picazón y prevenir las infecciones. Se usan medicamentos para controlar la picazón y las infecciones, junto con un buen cuidado de la piel.

Esta afección es un tipo de eccema. Eccema es un término general que abarca las afecciones que hacen que la piel tenga enrojecimiento, picazón e inflamación. La dermatitis atópica es el tipo de eccema más común, por eso a veces se la llama eccema.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica?

No se sabe a qué se debe esta afección. Es hereditaria, por lo que puede haber una conexión genética. También está asociada al asma y a las alergias. Es probable que sea un cambio en las proteínas de la piel lo que produce la dermatitis atópica. 

Algunos desencadenantes pueden empeorar esta afección. Por ejemplo, podrían producirse brotes debido al estrés, las temperaturas fría o caliente, las condiciones climáticas de sequedad, algunas telas, metales o detergentes.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

El área del cuerpo afectada por la dermatitis atópica puede cambiar con los años. En los bebés y los niños pequeños, suele afectar la cara, el exterior de los codos y las rodillas. En los niños mayores y los adultos, suele presentarse en las manos y los pies, los brazos, la parte posterior de las rodillas y los pliegues de los codos.

Los síntomas pueden ser algo distintos para cada persona. Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • Picazón, que puede ser leve o muy intensa

  • Manchas secas y escamosas en la piel

  • Pequeños bultos que se abren y supuran un líquido transparente cuando se rasca

  • Enrojecimiento e hinchazón de la piel

  • Piel engrosada (cuando el eccema es crónico)

  • Marcas de rascado en la piel

Frotarse o rascarse demasiado puede romper la piel y provocar infección.

Muchos de estos síntomas pueden deberse a otras afecciones de la piel. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la dermatitis atópica?

Su proveedor le preguntará acerca de sus antecedentes médicos y si tiene alergias o asma. También le preguntará si tiene antecedentes familiares de dermatitis, alergias o asma.  

Por lo general, el proveedor de atención médica puede diagnosticar esta afección examinando la piel. Quizás también le hagan una prueba para detectar si tiene alergias. Se aplican pequeñas cantidades de alérgenos en la piel. Luego se observa la piel para ver si hay alguna reacción. También es posible que le hagan una biopsia de piel para descartar otras causas del sarpullido. 

¿Cómo se trata la dermatitis atópica?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

No tiene cura. Los objetivos del tratamiento son reducir la picazón y la inflamación en la piel, mantenerla húmeda y prevenir infecciones.

En los casos graves, también es posible que su proveedor de atención médica le recete medicamentos. A menudo se recetan los siguientes medicamentos para tratar la dermatitis atópica:

  • Antihistamínicos. Se toman por la boca (por vía oral). Pueden aliviar la picazón. Algunos ejemplos incluyen la difenhidramina y la hidroxicina. Pueden producir somnolencia. Algunos antihistamínicos más nuevos no tienen este efecto.

  • Cremas con esteroides. Se colocan sobre la piel para ayudar a aliviar la inflamación, la picazón y la hinchazón. Hay muchos esteroides tópicos disponibles en diferentes concentraciones. Si se usan en exceso, pueden provocar debilitamiento y cambio de color de la piel.

  • Corticoesteroides sistémicos. Alivian la inflamación y, en consecuencia, la picazón. Se usan en los casos graves. Están disponibles en forma de pastilla, en forma líquida o como inyección. Estos esteroides pueden tener efectos secundarios graves con el uso prolongado. Solo se usan por un período breve para detener un brote. 

  • Antibióticos por vía oral. Estos medicamentos destruyen las bacterias que provocan infecciones. Rascarse la piel afectada puede introducir bacterias en la zona. Esto puede provocar una infección. Siempre tome los antibióticos exactamente como se lo hayan indicado hasta que se terminen. 

  • Fototerapia. Hay dos tipos que se usan para tratar la dermatitis atópica: tratamiento con luz ultravioleta (UV) y fotoquimioterapia (PUVA). El primero usa luz UV de determinadas longitudes de onda dirigida al sistema inmunitario. Sirve para detener las respuestas que provocan la inflamación. La fotoquimioterapia combina medicamentos y fototerapia. Es posible que se use la fototerapia junto con otros tratamientos. La fototerapia tiene riesgos y beneficios. Debe sopesarlos junto con su proveedor de atención médica. 

  • Inhibidores de la calcineurina tópicos. Se trata de medicamentos no esteroides que se colocan sobre la piel. Detienen la parte de la respuesta inmunitaria que provoca el enrojecimiento y la picazón.

  • Ciclosporina. Este medicamento se ha usado por años para tratar la dermatitis atópica que no responde a otros tratamientos. Se desarrolló primeramente para prevenir el rechazo después de un trasplante de órganos. Es un inmunodepresor, es decir, impide que el sistema inmunitario reaccione de forma exagerada. Ayuda a prevenir los brotes. Sin embargo, este medicamento tiene algunos efectos secundarios. Se lo debe considerar cuidadosamente.

  • Metotrexato. Se pueden usar otros medicamentos inmunodepresores para controlar la dermatitis atópica a largo plazo, pero es posible que dañen el hígado.

  • Cremas de restauración de la barrera cutánea. De manera similar a los humectantes, ayudan a reparar la piel y la humectan. 

  • Inhibidores tópicos de PDE4. Este medicamento bloquea una enzima que puede causar inflamación. Se coloca en la piel, por lo general dos veces al día.

  • Medicamentos biológicos. Ahora hay un medicamento inyectable disponible llamado dupilumab, que bloquea determinadas proteínas para evitar que se adhieran a las células y provoquen inflamación. Sin embargo, este medicamento se usa mayormente cuando otros tratamientos no han sido eficaces para controlar la afección.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la dermatitis atópica?

Entre las complicaciones posibles de la dermatitis atópica, se incluyen las siguientes:

  • Piel seca que se irrita con facilidad

  • Infecciones de la piel

  • Problemas en los ojos, como dermatitis en los párpados o cataratas

  • Problemas en las relaciones personales, familiares o laborales

¿Qué puedo hacer para prevenir la dermatitis atópica?

Los especialistas aún no saben qué causa la dermatitis atópica, por lo que no se conoce una forma de prevenirla. Sin embargo, evitar los desencadenantes puede reducir los brotes.

Cómo vivir con dermatitis atópica

Las siguientes medidas podrían ser útiles para controlar la dermatitis atópica:

  • Evite los desencadenantes.

  • Tome baños de inmersión o duchas breves con agua tibia.

  • Mantenga la piel bien cuidada.

  • Prevenga las infecciones.

  • No use jabones fuertes. Pida a su proveedor de atención médica que le recomiende alguna marca.

  • Use ropa liviana. El sudor puede empeorar la dermatitis atópica.

  • Lave la ropa nueva antes de usarla.

  • Use un buen humectante al menos una vez al día. Pida a su proveedor de atención médica que le recomiende alguna marca.

  • No se rasque las zonas afectadas. Mantenga las uñas cortas y con los bordes lisos.

  • Procure reducir el estrés.

  • Haga cambios en el estilo de vida a fin de prevenir brotes.

  • No use productos para la piel que contengan fragancias ni colorantes.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Consulte al proveedor de atención médica si sucede lo siguiente:

  • Los síntomas empeoran.

  • Tiene síntomas nuevos.

Información importante sobre la dermatitis atópica

  • La dermatitis atópica es un trastorno crónico de la piel. Con frecuencia se la conoce como eccema.

  • Esta afección suele ser hereditaria. Es más común en los bebés y los niños muy pequeños.

  • Provoca picazón, sequedad, descamación y enrojecimiento en la piel. Produce pequeños bultos que se abren y supuran un líquido transparente cuando se rasca.

  • Es importante conocer y evitar todo lo que la haga empeorar. Algunos desencadenantes pueden ser el estrés, las temperaturas altas o bajas, las infecciones bacterianas, telas como la lana, metales y detergentes.

  • No tiene cura. Los objetivos del tratamiento son reducir la picazón y la inflamación en la piel, mantenerla húmeda y prevenir infecciones.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Sign Up Today for Free e-Newsletters

Get the latest in medical technology, research and disease prevention sent to your inbox.
Find a doctor or make an appointment: 855.925.0631
General Information: 314.747.3000
One Barnes-Jewish Plaza
St. Louis, MO 63110
© Copyright 1997-2021, Barnes-Jewish Hospital. All Rights Reserved.